Lifestyle

INSIDE RA

Mucho más que joyas y relojes

Descubre, un poco más, el mundo alrededor de la Relojeria Alemana:
eventos, lugares, personas, actualidad y estilo de vida.

Crónografo Calendario Perpetuo Ref. 5270R
Los relojes con grandes complicaciones son las piezas más exquisitas de Patek Philippe.

Estos relojes, de alta sofisticación técnica y estética, son los más admirados y codiciados por los conocedores y coleccionistas entusiastas de la manufactura ginebrina. 

El modelo Cronógrafo Calendario Perpetuo referencia 5270R es una de esas piezas excepcionales. A lo largo de sus más de 175 años de historia, la manufactura ha creado un número importante de cronógrafos y se ha convertido en la marca de referencia en el diseño y creación de estas sofisticadas máquinas de medir el tiempo. Además, esta pieza contiene un Calendario Perpetuo, que es otra de las complicaciones más destacadas de Patek Philippe.

Este imponente reloj posee un movimiento mecánico de cuerda manual y calibre CH 29-535 PS Q, con aguja de cronógrafo central y contador instantáneo de 30 minutos. También es un Calendario Perpetuo con indicación de fases de la luna, día, mes, año bisiesto y día/noche por ventanillas. La fecha se indica por aguja. Segundero pequeño y escala taquimétrica. 

En cuanto a su estética, el 5270R tiene una esfera opalina plateada y los índices aplicados de oro. La pulsera es de piel de aligátor marrón oscuro mate con escamas cuadradas y está cosida a mano. La hebilla es desplegable. El fondo es de cristal zafiro y fondo macizo intercambiables. Es estanco a 30 metros de profundidad. El diámetro de la caja es de 41 mm y su grosor de 12,4 mm.

Sin duda, el 5270R es una de las joyas de la corona de la colección actual de Patek Philippe, combinando dos de las complicaciones más sofisticadas y prestigiosas de la manufactura ginebrina.
 

Patek Philippe, más de 175 años de tradición y savoir-faire
La historia de Patek Philippe es una parte imprescindible de la gran tradición relojera ginebrina.

Las numerosas innovaciones técnicas que ha aportado la manufactura a lo largo de los años, han sido cruciales para la evolución de la industria de la relojería.  
Patek Philippe goza de un patrimonio único, fruto de más de 175 años de experiencia, de ingenio y de pasión, y tiene el firme propósito de preservarlo y fortalecerlo mediante el desarrollo de sus múltiples oficios y la diversificación de su savoir-faire. 
Fieles a la artesanía de alto nivel, los relojeros y artesanos de Patek Philippe perpetúan día tras día la belleza de las técnicas más ancestrales, en armoniosa unión con las tecnologías más recientes. Por ello, los relojes Patek Philippe constituyen por sí mismos una garantía de fiabilidad, belleza y nobleza sin concesiones.
La tradición también implica la firme voluntad de transmitir a las jóvenes generaciones la experiencia y los conocimientos de los maestros relojeros y de los numerosos artesanos que poseen el savoir-faire de Patek Philippe. 
La compañía también ha conservado la voluntad y la capacidad para desarrollar relojes de excepción, muchos de ellos únicos, y para restaurar a la antigua las piezas que tienen más de 100 años.
 

Shinrin-Yoku
La terapia del bosque

Japón ha puesto de moda esta técnica entre sus habitantes, imitada con grandes resultados en otros países con altas tasas de estrés.

Hipertensión, ansiedad, insomnio y depresión son las principales enfermedades consecuencia de la vida urbana. Japón, el país de “la muerte por exceso de trabajo” y con altísimas tasas de suicidio, ha comprobado que dar dos o tres paseos a la semana por el campo, de aproximadamente una hora de duración, ayuda a sentirse mucho mejor al beneficiar a nuestro sistema nervioso. Por este motivo esperan tener, en menos de diez años, cien espacios diferentes dedicados a la “terapia de bosque” en todo el país. Más de dos millones de japoneses practican a diario Shinrin-Yoku, y las empresas del país empiezan a incluirlas en sus jornadas laborales, haciendo incluso viajes “de negocio” a los bosques.

Otros lugares del mundo se han contagiado de esta técnica de organizar “terapias del bosque”. Pero, ¿en qué consisten?

Alejandro de la Vega es biólogo y organiza sesiones de terapia de bosque en España desde su página www.shinrin-yoku.es. “Cuando nos sentimos no nos podemos pensar. Por este motivo, nuestros paseos consisten en ejercicios sensoriales”. Primero trabajan la respiración para relajarse. Y, poco a poco, además de pasear, ejercitan el oído escuchando todos los sonidos que se producen alrededor, un animal correr, una hoja cayendo, el viento… También observan los diferentes elementos y los colores que integran la naturaleza. Huelen las plantas, las flores, la tierra… Y tocan o abrazan a los árboles. Según Alejandro, tras estas sesiones aumentan las defensas y las hormonas del estrés bajan. “Conectamos con nuestro lado más humano y nos damos cuenta de que dependemos de la naturaleza al 100%”.

Para acercar el Shinrin-Yoku a las ciudades, la iniciativa Mini Living Forest ha creado diferentes instalaciones de arquitectura efímera en urbes como Londres o Munich, en las que, dentro de un cubo de cristal lleno de vegetación uno puede pasear o sentarse a descansar. Además, las paredes no permiten ver el exterior al haber usado policarbonato celular. Esta idea ha sido llevada a cabo por el arquitecto Asif Khan, quien ha conseguido crear un verdadero oasis en la ciudad, en el que poder conectar con la naturaleza en cuestión de segundos.

En Mallorca también se organizan diferentes encuentros para hacer “baños de bosque”, sobre todo en la Serra de Tramuntana, Patrimonio de la Humanidad y con una variedad paisajística y riqueza boscosa ideal para sumergirse en una conexión directa con la naturaleza. Sin salir de Palma, el bosque del Castillo de Bellver es una opción magnífica para desconectar.

Calendario Anual Ref. 5396R y 5396G
Un clásico entre los clásicos.

El modelo Calendario Anual, Fases de Luna, en sus versiones 5396R y 5396G, es una pieza conmemorativa del 20 aniversario de la patente del Calendario Anual de Patek Philippe. Con doble ventanilla día/mes en línea y fecha a la altura de las 6 horas, ambas referencias destacan por su esfera blanca opalina y sus elegantes índices aplicados en oro. 

Su movimiento es mecánico de carga automática y el calibre, el 324 S QA LU 24H/303. La esfera, con segundero central, indica las fases de la luna y la visualización de las 24 horas. Es estanco a 30 metros, tiene un diámetro de la caja de 38,5 mm y un grosor de 11,2 mm.

Patek Philippe ofrece una enorme variedad de relojes con Calendario Anual. Esta complicación fue inventada en la propia manufactura ginebrina y patentada en el año 1996. La complicación calendario anual está a medio camino entre el calendario simple y el calendario perpetuo e indica los días del mes del 1 al 30 o 31, el día de la semana y el mes. El calendario anual sólo necesita una corrección manual al año, al final del mes de febrero.